Obesidad y cáncer de mama

Paula Cortiñas Sardi*

 Fotografía Ariadna Sánchez Cortiñas

“Creo en los grillos que pueblan la noche de mágicos cristales; creo en el amolador que vive de fabricar estrellas de oro con su rueda maravillosa; creo en la cualidad aérea del ser humano,  configurada en el recuerdo de Isadora Duncan…”

Aquiles Nazoa.  Vida Privada de las Muñecas de Trapo. 

English versión: Obesity and breast cancer

La obesidad,  según la OMS, muestra un alarmante incremento a nivel global, especialmente en  áreas urbanas de países con medianos y bajos ingresos; lo que otrora se consideraba una enfermedad de las clases sociales altas, actualmente es un problema que no distingue estratos socioeconómicos. El problema radica, principalmente, en la malnutrición, una dieta con exceso de grasas y carbohidratos, y la disminución de la actividad física. La obesidad, definida como un  índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 30 Kgr/m2, está relacionada estrechamente con el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2, que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares que son la primera causa de muerte a nivel mundial1.

Pero la obesidad, no sólo se relaciona con un aumento de la incidencia de enfermedad cardiovascular. Según la Agencia Internacional para Investigación en Cáncer (IARC), hay suficiente evidencia para concluir que hay una relación entre la obesidad y el riesgo de cáncer de colon, cáncer de mama en post-menopáusicas, cáncer endometrial, renal y adenocarcinoma de esófago.  Además, la obesidad complica el pronóstico en el paciente con cáncer, debido a la comorbilidad asociada y al aumento de las complicaciones del tratamiento oncológico en pacientes obesos.

Minicozzi y col. han publicado recientemente en la revista European Journal of Cancer, una investigación que relaciona índices metabólicos como IMC y glicemia sérica en ayunas con la supervivencia en pacientes con cáncer de mama2. Según este estudio, las pacientes con cáncer de mama receptores de estrógeno y progesterona positivos, tienen mayor riesgo de muerte por cáncer de mama si presentan un IMC mayor de 27 Kg/m2 (HR: 4,99) y glucosa en ayunas >94 gr/dl (HR: 5,49).  No sucede lo mismo con las pacientes con tumores receptores negativos, lo que revela la naturaleza hormonal en la relación de causalidad.   Según este estudio, no sólo la obesidad y las alteraciones del metabolismo de carbohidratos constituyen un riesgo para desarrollar cáncer de mama, sino que, pacientes con estos parámetros alterados,  tienen más probabilidades de morir a causa del cáncer de mama que las pacientes delgadas y con glicemias normales. Según los autores, ”la asociación consistentemente observada entre el desarrollo de cáncer de mama y obesidad post-menopáusica  se ha interpretado como debida a la aromatización en el tejido adiposo, de andrógenos a estrógenos, que tienen un efecto mitogénico a nivel del tejido mamario. Además, los altos niveles de glucosa, favorecen la selección de clones de células malignas resistentes a hipoxia mediado por el cambio a un metabolismo anaeróbico de la glucosa. Los altos niveles de insulina que se ven en estas pacientes, permiten que esta hormona, en colaboración con los estrógenos estimulen la proliferación del epitelio mamario y las células malignas”2.

Se han descrito varios mecanismos para explicar la asociación entre obesidad y cáncer3.  Estas dos patologías tienen en común un aumento de la sintetasa de ácidos grasos (Fatty Acid Synthase FAS) que cataliza los ácidos grasos para transformarlos en lípidos estructurales necesarios para la división celular, de manera que esta enzima es muy útil para las células cancerosas que están en división permanente;  así la obesidad, a través de esa enzima, permitiría el crecimiento de células cancerosas. También está aumentada la monoacilglicerol lipasa (MAGL), que también suministra lípidos para tareas estructurales. Además, estos lípidos, al ser transferidos al tumor,  son fuente de energía para el muy activo metabolismo del tejido maligno. Las células estromales adiposas, también pudieran inducir la neoangiogénesis tumoral, que permite la vascularización del tumor y garantiza su supervivencia. Los lípidos señalizadores derivados de los ácidos grasos, a través de señales autocrinas y paracrinas, inducen progresión e invasión de las células tumorales. La obesidad también es un estado pro-inflamatorio con la consecuente producción de citocinas inflamatorias (TNFα, interleukina 6, PAI-1), que generan un ambiente proclive al desarrollo de células malignas. Probablemente, el mecanismo más importante en la asociación de obesidad y cáncer, es la alteración de la cascada de señalización de la insulina, como bien describen Minicozzi y col., con la consecuente proliferación celular a través de la estimulación de los receptores afines a esta molécula.

Es por esa razón que se ha postulado a la metformina como un fármaco que le “quita el azúcar al cáncer” y se ha propuesto dentro del arsenal de quimioprevención en cáncer de mama. La metformina disminuye los niveles de insulina lo que atenúa la estimulación de los receptores híbridos de Insulina/Factor de crecimiento parecido a la insulina (IR/IGF-1R) que están sobreexpresados y presentes en las células de cáncer de mama, lo que disminuiría la proliferación celular e induciría la apoptosis. También la metformina podría actuar directamente sobre la célula cancerosa mamaria aumentando la fosforilación de la AMP kinasa a nivel de la mitocondria lo cual limitaría la proliferación celular e induciría apoptosis . La metformina también impacta sobre la actividad de la enzima aromatasa con lo que indirectamente disminuiría los niveles de estrógeno4.  En fin, probablemente se necesiten más estudios para evaluar el posible rol de este fármaco en la prevención del cáncer, específicamente en los tipos de neoplasia que se asocian con obesidad y alteración de la insulina.

Es necesario, lograr una disminución de la incidencia de sobrepeso y obesidad a nivel mundial, no solo para disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, sino también para la prevención del cáncer y para mejorar la supervivencia en las pacientes con patología oncológica, pues, sólo en Latinoamérica hay una incidencia de obesidad por encima del 30% en la mayoría de los países. En base a esto, parte del tratamiento del paciente con cáncer necesariamente implica el manejo metabólico, cambios de hábitos de vida, en la alimentación y actividad física, así como el uso de medicamentos, en caso de ser necesario, que optimicen el metabolismo de lípidos y carbohidratos para lograr un mejor pronóstico. El manejo interdisciplinario garantizaría un mejor rendimiento del tratamiento oncológico. Por otro lado, insistir en retomar un estilo de vida saludable, como parte de los programas de prevención del cáncer, evitando el sobrepeso con hábitos alimenticios adecuados y fomentando la actividad física especialmente en los niños y jóvenes para evitar los desenlaces indeseables a largo plazo generados por los excesos.

*Instituto de Oncología Luis Razetti, Salud Chacao y Clínica Santa Sofía, Caracas, Venezuela.

Referencias

  1. http://who.int/mediacentre/factsheets/fs310/en/
  2. Minicozzi P et al. High fasting blood glucose an obesity significantly and independently  increase risk of breast cancer death in hormone-receptor-positive disease. Eur J Cancer. En prensa
  3. Louie SM et al. Mechanisms linking obesity and cancer. Biochimica et Biophysica acta 2013;1831:1499-1508.
  4. Woodwin PJ, Stambolic V. Obesity and insulin resistance in breast cancer – Chemoprevention strategies with focus on metformin. Breast 2011;20:S31-S35.
Anuncios

, , , , , , , , , ,

  1. #1 por sirah el 7 de octubre de 2013 - 8:16 AM

    • #2 por intervalolibre el 8 de octubre de 2013 - 10:43 PM

      Gracias por difundir nuestro artículo. Saludos

      • #3 por sirah el 9 de octubre de 2013 - 2:55 AM

        Gracias a vosotros por informar:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: