Repensando el Instituto de Oncología Luis Razetti

Jorge Sánchez Lander*

 IOLR foto campanario

 

“Para muchos de los que estamos aquí, esta ha sido  nuestra casa, nuestra vieja y querida casa”.

 Jesús Felipe Parra, acto de graduación en el IOLR de 1998.

 

English versión: Rethinking the Instituto de Oncología Luis Razetti

 

En 1936 el Mundo se recuperaba de la devastación de la Primera Guerra Mundial y sin saberlo le tocaría padecer entre 1939 y 1945 el conflicto armado más brutal de toda la historia,  la Segunda Guerra Mundial. Por su parte, la ciencia estaba volcada durante ese período, en gran medida, a ayudar al desarrollo de armas de destrucción masiva y a la atención de los miles de lesionados supervivientes de la guerra, abandonando de forma preocupante la investigación en cáncer. Entre los años de 1918 a 1970, la incipiente lucha contra el cáncer fue tomando forma gracias a la investigación sobre las posibles causas y su posible tratamiento. Hipótesis variadas como las basadas en la  relación con sustancias carcinogénicas como el tabaco,  virales como las basadas en lo trabajos de Peyton Rous en el sarcoma aviar  y de Zur Hausen en VPH, entre otras hacían ver que probablemente un esfuerzo mancomunado entre un Estado, la comunidad científica y los laboratorios farmacéuticos podría hacerle frente eficazmente a la enfermedad mediante la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno. El 5 de agosto de 1937, siguiendo una tendencia generalizada en Europa y liderada por el Institut Gustave Roussy en Francia y el  Instituto Karolinska de Suecia,  el Congreso de los EUA decreta la fundación de National Cancer Institute, considerado uno de los más importantes entes gubernamentales   dedicados a la oncología en el mundo. En ese mismo período en nuestra pujante América Latina, afortunadamente ajena a los conflictos bélicos de entonces, se despierta esa misma inquietud: la de organizar una lucha contra el cáncer financiada por el Estado, más allá de solo sostener centros de atención para enfermos terminales. Para 1922 destaca el trabajo del Dr.  Ángel Roffo al frente del Instituto de Medicina Experimental en Buenos Aires (hoy Instituto Oncológico Ángel Roffo), el Hospital Municipal de Oncología Marie Curie en Buenos Aires (1931), el Registro de Cáncer en México (1940) y otros numerosos institutos similares en Colombia, Perú, Brasil, Chile, etc.

En Venezuela en 1929 se funda el  Laboratorio de Fisioterapia y Radiumterapia, que como sostiene Rodríguez Grimán y cols (1), fue el primer intento oficial de apoyar la lucha contra el cáncer. Para 1936,  el general Eleazar López Contreras en la Presidencia de la República, decreta el 5 de julio de 1936 la creación del Instituto Anticanceroso Luís Razetti (hoy Instituto de Oncología Luís Razetti), en una casa  ubicada en la avenida San Martín, contando para su momento con 60 camas de hospitalización. En 1954 durante el mandato del general Pérez Jiménez se inician los trabajos de ampliación de la avenida San Martín, ordenándose el traslado de los pacientes al Hospital del Algodonal y la demolición de la sede original del instituto. El Dr. Ravelo Celis durante la celebración de los 75 años del instituto,  nos comentó que como residente del servicio de cirugía, le correspondió la tarea de trasladar a algunos pacientes hospitalizados en su propio vehículo, ante la inapelable orden del presidente de demoler el instituto en apenas horas para dar paso a la moderna avenida, que se inauguraría en la Semana de la Patria, ante el enviado especial del general Juan Domingo Perón, presidente de Argentina.  Durante el período de 1954-1956 funciona de manera temporal en el Algodonal y en 1956 pasa a ocupar, hasta la actualidad,  la antigua sede de la Escuela Nacional de Enfermeras (ENE) en San José de Cotiza, sobre una verde colina al pie del Ávila en el noroeste de Caracas. Este hermoso edificio diseñado y construido en 1938 por el arquitecto Luis Eduardo Chataing, hijo del célebre arquitecto Alejandro Chataing, fue ideado para albergar el Asilo de Ancianos de Caracas, función que nunca cumplió, ya que fue designada sede de la ENE por más de una década.

El Instituto de Oncología Luis Razetti de Caracas es un centro que ha brindado en sus 77 años de vida atención  especializada al paciente oncológico, especialmente a aquellos de las clases sociales más necesitadas. Ha formado decenas de especialistas en las áreas de cirugía oncológica, medicina interna oncológica, pediatría, urología, enfermería oncológica, cuidados paliativos y trabajo social. Cuenta con cursos de especialización en mastología y en ginecología oncológica y además recibe al menos 100 pasantes por año en las áreas de urología, ginecología, mastología, cirugía plástica, cirugía bucal y vías digestivas de distintos hospitales de Venezuela. De hecho, por las dimensiones físicas de nuestro instituto esta intensa y eficiente actividad académica y asistencial le convierten en una de las escuelas de medicina para postgraduados más activas y en uno de los centros hospitalarios  más importantes de nuestro país. Para 2012, con todas la limitaciones que han ido surgiendo,  el IOLR atendió pacientes de toda Venezuela, realizando más de 60.000 consultas especializadas, 2160 intervenciones quirúrgicas, 34.098 sesiones de tratamientos en el servicio de Radioterapia y más de 350.000 estudios de laboratorio y radiología (2). Hoy además cuenta con un Centro de Oftalmología Pediátrica Oncológica y la primera consulta pública en el país de Fertilidad en Oncología dentro del Servicio de Ginecología Oncológica.

No obstante estos favorables datos, ha llegado el momento de repensar nuestro instituto, partiendo desde el modelo asistencial y académico hasta la infraestructura física y su equipamiento. El modelo de instituto que hemos tenido indudablemente ha brindado su mejor esfuerzo, pero para los tiempos venideros  su  planteamiento debe evolucionar necesariamente hacia una nueva concepción. La falta de inversión planificada, la falta atención de las exigencias salariales del personal y la ausencia de una idea clara en cuanto a su permanencia, por parte de las autoridades, lo han colocado en una situación preocupante. Una situación, que después de los impresionantes daños que sufrió a causa de la vaguada de 1999, probablemente sea la más severa de su historia. Quienes nos hemos formado en el instituto,  estamos convencidos que gracias a la invalorable confianza de nuestros pacientes, a la experiencia y generosidad de nuestros (as) maestros (as) y al poderoso sentido de pertenencia de todo el personal, sin excepción, podemos afirmar que el Instituto de Oncología Luis Razetti es parte fundamental del patrimonio histórico, científico y docente-asistencial de Venezuela y como tal debe preservarse. La propuesta de repensar nuestro instituto es una invitación a todos, para hacerla iniciándola con un rescate integral de nuestra sede y de nuestro sentido de permanencia hacia la conformación del anhelado y necesario Instituto Nacional de Oncología, con la participación de todos y exigiendo a nuestras autoridades sanitarias la atención que sencillamente merece el primer instituto de oncología de Venezuela y uno de los primeros del continente. El futuro de nuestro querido instituto no puede estar exclusivamente  en una decisión que no tome en cuenta la opinión de quienes con orgullo formamos parte de él, los pacientes y  sus trabajadores.

*Instituto de Oncología Luis Razetti y Clínica Santa Sofía, Caracas, Venezuela.

1)      Rodríguez Grimán O y cols. Gac Méd Caracas 2000;108(2):271-279.

2)      Departamento de Registros Médicos del Instituto de Oncología Luis Razetti, 2012.

Anuncios

21 comentarios sobre “Repensando el Instituto de Oncología Luis Razetti

  1. Apreciado Jorge, creo que eres una de las personas idóneas, para formar parte y/o encabezar el equipo que estaría capacitado para reorganizar, ese querido Hospital Luis Razetti, que tanto quieres, y sientes parte de ti. Creo que es con ese sentido de pertenencia es que podemos lograr nuestros objetivos, y eso tú lo tienes claro. en hora buena, Sigue adelante con tu entusiasmo, aun en estas épocas tan difíciles. Después de todo eres un luchador. Me gusto mucho, la reseña histórica del Hospital.
    Saludos
    Dra. Aura Marina Quintero

    1. Gracias Aura Marina por tu apoyo. Hemos organizado un Foro para el día viernes 19-7-2013 para discutir el tema y hacer una propuesta a la dirección del instituto, para hacer que el IOLR pueda no sólo permanecer, sino evolucionar hacia un centro asistencial moderno y capaz de atender las necesidades de nuestros pacientes. Un abrazo

  2. Excelente reseña; Dentro de replantear Nuestro Instituto, deberíamos comenzar por rescatar aquellas cosas positivas que eran parte fundamental de nuestro que hacer diario, La Reunión Multidisciplinaria de los días viernes tan importante para la formación de los nuevas generaciones de relevo, las Jornadas Científicas de Nuestra Institucional.
    Los Entes Gubernamenentales nos hablan de una nueva sede pero hasta el momento no tenemos certeza de los parámetros que se utilizan para su construcción. Debemos pensar en un Hospital de Futuro donde exista el espacio necesario para la ampliación de todos los departamentos para que nos permita cumplir con las expectativas de nuestra población ontológica. especialmente en el área de Radioterapia donde confluyen mas del 70 % de los pacientes oncologico, México, Argentina, Perú, Colombia Brasil, Chile, etc cuenta con Institutos Nacionales de Cáncer con equipos de Radioterapia ultima generaciones por lo menos 7 en cada departamento lo cual hace que se le de una repuesta oportuna e inmediata al paciente.

  3. Dr.Jorge lo felicito y lo apoyo por el apego a nuestras raices academicas, considero que somos nosotros (hijos del Razetti) los llamados a defenderle y ademas exaltar su nombre y su historia, tan maltratada en uestros tiempos.
    Abrazo sincero
    Ruben Malave

  4. buena pluma jorge….nos lleva, a quienes te leemos, en un viaje por el tiempo, pasado y el presente, el futuro???con preocupacion por lo incierto! Sin dejar de sentir, el clamor por ser tomados en cuenta quienes con dedicacion han trabajado y trabajan alli…. Tiempos mas dificiles, a la vista!!

    1. Gracias Adriana por tu constante apoyo. Cierto un aspecto que debemos superar en nuestros países es la gran afición a crear instituciones, planes, proyectos, etc , pero mantenerlos en el tiempo es prácticamente una utopía. Somos, con frecuencia, un continente de Primeras Piedras.

      1. ” Pais Portatil”, Expertos en iniciar, siempre estamos al incio.. Pocas vece al final…. no transitamos el especio de tiempo entre iniciar y concluir. Inconsistencia??, incoherencia?? hambre de protagonismo?? quien sabe!!!

  5. Don Jorge, te felicito por tus inquietudes permanentes e inquebrantables en bien de nuestros pacientes. Te felicito por tu tenaz esfuerzo, que gota a gota, aún que se que a veces solo, por que nos contentamos con leer tus artículos, pero a la hora de la verdad por múltiples causas y falta de voluntad, no colaboramos con tu labor, sobre todo los médicos jóvenes que están en formación y que te deben a ti muchos de los conocimientos adquiridos. Siempre he admirado tu constancia y esfuerzo por esa labor y que ojalá se nos quite la falta de voluntad y te ayudemos mas para que veas algún día las metas que te has trazado. Adelante Jorge y felicitaciones de corazón.

    1. Gracias Dr. Salazar, su apoyo como experimentado cirujano oncólogo y como gran conocedor de la Historia de la Medicina lo recibimos con mucho aprecio y es un estimulante compromiso. Reciba mi abrazo, espero verle pronto.

  6. Excelente articulo, Jorge. Lamentablemente para el poder, los pacientes Oncológicos no dan votos y quizas por eso por eso el IOLR fue relegado al lado de una quebrada, en el edificio del ancianato y el Oncológico Padre Machado se construyó al lado del Cementerio, robandole terreno a las tumbas, como lo hiciese Alejandro Calvo Lairet. La pequeña historia esta llena de anecdotas que reflejan a veces más nuestra condicición humana como sociedad que lo escrito en los libros de historia. Los que nos dedicamos a la Oncología debemos presionar más a nuestras autoridades a repensar la atención de los pacientes oncológicos en Venezuela. El cáncer es la segunda causa de muerte y no tenemos Servicios de Radioterapia eficientes distribuidos a lo largo y ancho de Venezuela; los Registros Médicos son una verguenza; y lamentablemente el exodo de profesionales está dejando sin el recurso mas importante, el humano, a la población más necesitada. Te recomiendo el libro ” Compendio de una vida” de Alejandor Calvo, alli apreciarás como la tenacidad de un hombre pudo llevar a cabo el sueño de crear el otro centro oncológico hermano del IOLR. Creo que tu vas en esa dirección y todos debemos empujar hacia allá. Nuestros maestros no tuvieron un tiempo libre de dificultades, muy por el contrario su tiempo creo que fué mucho más dificil y precario que el nuestro, no debemos flejar ante la adversidad, al contrario debemos luchar con más tenacidad……un abrazo cordial.

    1. Es así Rubén, tu comentario es muy acertado. Te invitamos cordialmente a escribir una reflexión sobre el libro de Alejandro Calvo Lairet para para publicarlo en Intervalolibre. Recibe nuestro afectuoso abrazo, Jorge Sánchez Lander

  7. Es el recurso humano del hospital el elemento fundamental de su manutención. Mientras estemos allí, el instituto existirá. Pero como bien dice el Dr. Sánchez, el futuro de nuestro centro no puede estar en manos de gente que no tome en cuenta nuestras opiniones. Humildemente, pienso que debemos dar un vuelco en cuanto a nuestra actitud como colectivo, antes que entremos en el temido letargo que nos lleve a la desaparición.

    Felicitaciones al Dr. Jorge Sánchez Lander por este espacio llamado Intervalolibre. Muy bien llevado.

  8. Los felicito por tanta calidad humana, por la excelente atención a todos los pacientes y familiares que visitan el prestigioso Instituto muestra de humildad y sencillez que se siente que Dios los bendiga por ellos desde Barinas Adelaida Garcia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s